BLOG

R

24 January 2016 Preparación del terreno para las tazas de anidación

Los caracoles, con mucho gusto, ponen sus huevos en el suelo fresco, lo que significa que hay que cambiar el suelo todos los días durante la limpieza de las mesas de reproducción y durante la alimentación. Es admisible el cambio de las tazas de anidación cada tres días, siempre que no haya caracoles enroscados. Si vemos caracoles enroscados, debemos reemplazar las tazas, colocando los caracoles enroscados en la incubadora/maternidad (en otras palabras, un estante especial del que los caracoles no se escaparán después de poner huevos). Las tazas de anidación deben llenarse hasta el tope con el suelo húmedo mezclado con creta. ¿Sabéis por qué?

  • El suelo seco en las tazas absorbe la humedad de los huevos, provocando la sequedad de los capullos.
  • Los huevos maduran en el suelo que tiene el nivel de humedad adecuado, lo que aumenta la probabilidad de que las crías salgan de cada huevo.

La tierra para las tazas de anidación debe ser una mezcla de turba, pH 5,5 – pH 7,2, carbonato de calcio y la adecuada cantidad de agua. Preparamos la mezcla en una proporción de 5 a 1 (5 partes de turba y 1 parte de carbonato de calcio). Vertemos el agua sobre la mezcla para proporcionar la humedad adecuada. Verificamos la humedad apretando la mezcla en la mano. Si no hay barro y la tierra no caye a pedazos, pero forma un terrón, la humedad es adecuada.

Comentarios:


Añadir un comentario